Amelia Aguilera Ortiz; Senorina Guerrero Sánchez; MªDolores Suarez Moreno.

Mariana Guevara,

miércoles, 8 de diciembre de 2010

ALGORITMO DE INTERVENCION COORDINADA AL ALTA HOSPITALARIA EN PACIENTES CON RIESGO SOCIAL.

ÉXITO DE ACOGIDA DE LOS TALLERES DE “CONTROL EMOCIONAL Y MANEJO DE SITUACIONES DIFÍCILES” DIRIGIDOS A CUIDADORAS FORMALES.

Dentro del Plan de Actuación para cuidadoras, se establecen medidas de discriminación positiva para cuidadoras de pacientes con problemas graves de dependencia, así como programas de formación para las mismas, pero en ningún momento se contemplan a las cuidadoras formales que tantas y tantas horas pasan en el domicilio de dichos pacientes.
Con la llegada de la Ley de Dependencia, ha aumentado la demanda de cuidadoras formales para atender las necesidades de la población en situación de dependencia.
Son muchas las auxiliares de ayuda a domicilio que trabajan en diferentes hogares para poder completar su jornada laboral (8h/día), con las peculiaridades que este hecho conlleva.
Se les exige una preparación mínima en cuidados, pero dentro de esta formación se ha obviado por completo, las técnicas de afrontamiento y resolución en situaciones difíciles y conflictos emocionales. Desfilan a lo largo del día por varios hogares con características totalmente distintas, desde personas diagnosticadas con demencia, hasta pacientes encamados de manera continua con cuidadoras informales a su lado de edad también muy avanzada que no están preparadas para asumir este cargo pero que por cultura lo hacen. Su labor dentro de la casa es la de atender todas las necesidades del paciente, incluyendo en ello las emocionales, que tantas veces olvidamos, pero que van a determinar parte de la salud del individuo.
Pues bien, tras varios contactos con las auxiliares llegamos a la conclusión de que era necesario crear un punto de encuentro donde ellas pudieran manifestar sus dudas o problemas surgidos del trabajo diario y para los cuales no tenían respuesta.
Se contactó con la empresa concesionaria del Servicio de Ayuda a Domicilio en Baza y se ofrecieron un total de 8 talleres en tres tramos horarios diferentes, para poder abarcar mayor número de auxiliares sin repercutir por ello en su jornada laboral.
Los tramos horarios ofrecidos eran de 8 a 10h de la mañana; de 15h a 17h de la tarde y de 19h a 21h.
El total de cuidadoras asistentes fue de 79 auxiliares, de las 120 que estaban en ese momento trabajando para la empresa.
El grado de satisfacción de estos encuentros o talleres fue en la mayoría de los casos alto pues hasta ahora no habían tenido la oportunidad de manifestar sus cargas emocionales y sus problemas psicológicos ante ninguna persona que les pudiera dar respuesta, por lo que a la conclusión de los mismos, ellas misma solicitaron que se repitieran de forma periódica, hecho que nos estamos planteando en estos momentos.
PageRank Google

Seguidores